20240710_minsal_dengue_728x90
20240701_vacunacion_728x90
20240701_crecerjuntos_720x90
20240426_bcr_censo_728x90
20240502_censo_jorge_728x90
domfuturo_netview-728x90
20240604_dom_728x90
20231223_factura_electronica_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20230816_dgs_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CONNA SUPERIOR
previous arrow
next arrow

Compañía Nacional de Danza se presentó en el parque de Torola

La revitalización cultural en la región oriental de El Salvador continuó el pasado fin de semana con una espectacular presentación de la Compañía Nacional de Danza en el parque de Torola, Morazán. Este evento forma parte de una serie de festivales culturales impulsados por la Dirección de Obras Municipales, siguiendo la visión del Gobierno del Presidente Nayib Bukele para promover el desarrollo a través de la cultura.

El municipio de Torola, cargado de historia, se convirtió en la cuarta sede de estos encuentros culturales, que se realizan los fines de semana en diferentes parques renovados del país, como parte de un esfuerzo por enriquecer la oferta cultural en las comunidades locales.

Previo a Torola, el caserío El Mozote, también en Morazán, disfrutó de un evento similar con actuaciones de la Banda de Música Militar de la Marina Nacional, demostrando la diversidad y riqueza de las artes escénicas en la nación.

En esta ocasión, la Compañía Nacional de Danza presentó el programa “Pares Y Nones”, una selección de piezas coreográficas variadas para solistas y dúos. Este programa tuvo como objetivo resaltar la habilidad interpretativa y presencia escénica de sus miembros, ofreciendo al público una muestra de danza moderna de alto nivel.

El repertorio incluyó diez temas musicales, seis de ellos interpretados en dúo —como “Sin mirar atrás”, “Amor Brujo”, “El Molinero”, “Fraternal”, “Destinos Paralelos” y “La Bala”— y cuatro solistas —“Cotidiano”, “Nostalgia”, “Autorretrato” y “La última danza”—, mostrando el talento y la creatividad de los artistas.

La Compañía Nacional de Danza Moderna, bajo la dirección de los coreógrafos Xucit Cuestas y Yasmín Hernández de El Salvador, junto con Luis Martín Reséndiz de México, ha experimentado un significativo impulso durante la administración del Presidente Bukele, reafirmando el compromiso del gobierno con el fomento de las artes y la cultura como ejes de desarrollo y cohesión social.