domfuturo_netview-728x90
20240604_dom_728x90
20240506_crecerjuntos_720x90
20231223_factura_electronica_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20230816_dgs_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CONNA SUPERIOR
previous arrow
next arrow

Éxito en la Feria del Jocote de Corona: Celebración familiar y emprendimiento

El domingo pasado, en el hermoso Parque Natural Cerro Verde, en Santa Ana, se llevó a cabo una emocionante edición de la Feria del Jocote de Corona, un evento que reunió a familias salvadoreñas para celebrar la creatividad y el emprendimiento local basado en este delicioso fruto.

La feria presentó una amplia variedad de productos provenientes de más de 40 emprendedores, agrupados en 12 categorías que iban desde artesanías hasta gastronomía, pasando por bisutería, bebidas, calzado con pintura de jocote, productos de belleza natural, dulces típicos, postres, helados, snacks, textiles y jaleas.

El Instituto Salvadoreño de Turismo (ISTU) organizó esta iniciativa para respaldar a los productores locales y aprovechar la temporada alta de jocotes de corona en El Salvador. La presidenta del ISTU, Eny Aguiñada, destacó la importancia de esta feria y la seguridad que se siente en el país, gracias a la colaboración de la Policía Nacional Civil, Fosalud y el Viceministerio de Transporte (VMT), lo que permitió que las familias disfrutaran de este evento de primer nivel.

Karla Pérez, una asistente a la Feria del Jocote de Corona, compartió su entusiasmo, mencionando que viajaron desde San Miguel Tepezontes, La Paz, y que la sensación de seguridad en el país hizo que se animaran a asistir a la feria.

El evento, que comenzó a las 8 de la mañana, estuvo repleto de actividades para todas las edades, incluyendo espectáculos artísticos, actividades para niños y recorridos gratuitos por los senderos del parque. La presidenta del ISTU informó que la afluencia fue significativa, con más de 7,000 personas llegando solo en las primeras horas de la mañana.

Además de ser un escaparate para los emprendedores locales, la Feria del Jocote de Corona permitió a las familias disfrutar de un día en la naturaleza y aprender sobre la rica biodiversidad de esta área natural protegida. Esta celebración no solo resaltó la calidad de los productos a base de jocote, sino que también subrayó la belleza y el atractivo de las atracciones naturales de El Salvador.