domfuturo_netview-728x90
20240604_dom_728x90
20240506_crecerjuntos_720x90
20231223_factura_electronica_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20230816_dgs_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CONNA SUPERIOR
previous arrow
next arrow

"Pinceladas de Esperanza": Niños y niñas transforman un muro en Huizúcar con arte y identidad local

En un barrio lleno de historia y vitalidad, El Calvario en Huizúcar, La Libertad, la iniciativa “Pinceladas de Esperanza” ha dejado una huella artística significativa al transformar un muro de 12 metros por 2.5 de alto en un lienzo lleno de colores y expresiones. Doce niños y niñas participantes en el taller, bajo la guía de su fundador Melvin Gómez, plasmaron un mural que rinde homenaje a la identidad del pueblo y a destacados artistas salvadoreños.

La temática del mural, creada con la intención de honrar la historia y economía locales, incluye un tributo al gran artista salvadoreño José Mejía Vides, oriundo de Panchimalco. La obra también destaca la infraestructura característica del pueblo, como las “panchitas” y símbolos representativos, como el árbol de fuego.

Melvin Gómez, fundador del taller de pintura “Pinceladas de Esperanza”, comparte su motivación: “Buscamos una temática que hiciera homenaje a nuestra identidad y lo que un día formó parte de nuestra economía en el pueblo… También vino a unir la comunidad, porque recibimos el apoyo de ellos también.”

La realización del mural, que inició en noviembre y concluyó la semana pasada, contó con el apoyo de donaciones de materiales y pintura. La dueña de la pared donde se encuentra el mural no solo proporcionó la base blanca y facilitó la preparación de la superficie, sino que también brindó refrigerios a los niños durante las jornadas de trabajo, incluyendo los fines de semana.

La iniciativa no solo resalta la creatividad y habilidades artísticas de los niños participantes sino que también fortalece el sentido de comunidad en El Calvario. Gómez añade: “El mural que realizamos está justamente en la entrada del pueblo y se convierte en un atractivo más que viene a motivar a jóvenes, hay más niños que quieren ser parte del taller.”

Aunque esta obra fue una iniciativa personal de Melvin Gómez, ya están considerando nuevas propuestas para seguir transformando espacios con arte y recaudar fondos para apoyar el crecimiento continuo del taller y sus talentosos participantes.