20240710_minsal_dengue_728x90
20240701_vacunacion_728x90
20240701_crecerjuntos_720x90
20240426_bcr_censo_728x90
20240502_censo_jorge_728x90
domfuturo_netview-728x90
20240604_dom_728x90
20231223_factura_electronica_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20230816_dgs_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CONNA SUPERIOR
previous arrow
next arrow

El Salvador apuesta por el futuro energético

En una sesión ante la Comisión de Economía de la Asamblea Legislativa, el Director General de Energía, Hidrocarburos y Minas (DGEHM) presentó una propuesta de reformas a la Ley de Hidrocarburos en El Salvador, marcando un decisivo paso hacia la modernización del sector y la atracción de inversiones para la exploración de petróleo y gas natural.

La iniciativa se enfoca en actualizar el marco legal para hacerlo más atractivo a nivel global, buscando incentivar la inversión en la industria petrolera. Al mismo tiempo, pretende otorgar a la DGEHM mayores facultades para supervisar de manera eficiente la exploración y explotación de los yacimientos de hidrocarburos.

Durante su presentación ante los diputados, Daniel Álvarez, Director de la DGEHM, resaltó que las reformas permitirían la suscripción de contratos de inversión en la modalidad de multicliente. Estos contratos, según Álvarez, posibilitarían la actualización de estudios geológicos y geofísicos sin generar costos excesivos para el Estado. “Imaginemos que tenemos un gran mapa del subsuelo de El Salvador, pero está incompleto y desactualizado. Estos contratos permitirán invitar a expertos para completar y mejorar ese mapa”, explicó Álvarez.

La propuesta de reforma impulsa la implementación de contratos multiclientes, estableciendo un marco legal para su operación. Esto no solo conllevaría a un ahorro significativo para el Estado, sino que también garantizaría la exclusividad en la comercialización y propiedad de datos, ofreciendo beneficios tributarios para los inversionistas. Además, se enfatiza en la transparencia de los procedimientos para la contratación y adjudicación de contratos, fortaleciendo la integridad del proceso.

Con esta iniciativa, El Salvador busca no solo modernizar su sector de hidrocarburos, sino también crear un ambiente propicio para la inversión y el desarrollo sostenible en el ámbito energético. Este paso estratégico refleja el compromiso del país con la diversificación de su matriz energética y la búsqueda de autonomía en el suministro de recursos energéticos.