domfuturo_netview-728x90
20240604_dom_728x90
20240506_crecerjuntos_720x90
20231223_factura_electronica_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20230816_dgs_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CONNA SUPERIOR
previous arrow
next arrow

Entrega de silla de ruedas especializada: Una bendición para familias en necesidad

Foto: Diario El Salvador

Foto: Diario El Salvador

En un emotivo acto, Delmy González Raymundo, madre de David Alberto, un niño de cuatro años que padece de mielomeningocele, expresó su gratitud al recibir una silla de ruedas neurológica especialmente diseñada para las necesidades de su hijo. “Esta silla es una gran bendición de Dios porque nosotros no alcanzamos a comprar una así. Somos muy pobres”, afirmó con lágrimas en los ojos. El mielomeningocele ha afectado la movilidad de David Alberto, impidiéndole caminar y causándole otras deficiencias físicas.

La silla de ruedas adaptada que el niño recibió representa un cambio significativo en su calidad de vida, brindándole la posibilidad de desplazarse de manera más cómoda y eficiente. Pero no solo beneficia al niño, sino que también alivia la carga de su familia, que puede cuidar y trasladar a David de una manera más adecuada.

Esta conmovedora entrega es parte de la segunda jornada de adaptación y entrega de tecnologías de asistencia, una iniciativa conjunta de Bienestar Social, dirigido por la primera dama de la república, Gabriela de Bukele, y el Instituto Salvadoreño de Rehabilitación Integral (ISRI), con el apoyo invaluable de la Fundación Joni&Friends, que reúne a terapeutas y técnicos especializados en dispositivos de asistencia.

En esta jornada, se entregaron un total de 250 sillas de ruedas adaptadas a personas con diferentes necesidades especiales de los tres departamentos de la zona occidental del país, cuyos casos fueron identificados por el personal voluntario de Bienestar Social. La entrega de estas sillas está marcando un cambio significativo en la vida de estas personas, brindándoles comodidad, movilidad y una mayor calidad de vida.

Raúl Barrientos, jefe en funciones de Cooperación Externa del ISRI, destacó la importancia de estas sillas, afirmando que representan un “cambio de vida total”, permitiendo a las personas pasar de estar limitadas por hamacas o sillas tradicionales a contar con sillas que cumplen todas las condiciones necesarias de ergonomía para su espalda, piernas y brazos. El impacto positivo de estas sillas se extiende a todos los aspectos de la vida de los beneficiarios, proporcionando beneficios invaluables.