20240604_dom_728x90
20240506_crecerjuntos_720x90
20231223_factura_electronica_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20230816_dgs_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CONNA SUPERIOR
previous arrow
next arrow

FUSAL y 3M El Salvador se unen para combatir la inseguridad alimentaria y desnutrición en comunidades vulnerables

Foto: DES

Foto: DES

La Fundación Salvadoreña para la Salud y el Desarrollo Humano (FUSAL) ha concluido con éxito un proyecto conjunto con 3M El Salvador que tuvo como objetivo combatir la inseguridad alimentaria y la desnutrición en comunidades de alto riesgo. El proyecto, que se llevó a cabo desde septiembre de 2022 hasta septiembre de 2023, benefició a alrededor de 2,400 familias con niños de cero a cinco años en las localidades de Apaneca, Ataco, San Julián y Guaymango.

Las áreas geográficas seleccionadas para la intervención fueron priorizadas debido a su alta incidencia de inseguridad alimentaria y desnutrición, así como a la presencia de voluntarios comunitarios de FUSAL que contribuyeron a hacer las intervenciones más efectivas y sostenibles. Además, se consideraron factores como la pobreza multidimensional y el impacto de la inseguridad alimentaria en la zona al momento de elegir a las familias beneficiarias.

En 2022, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) advirtieron que aproximadamente 900 mil personas en El Salvador estaban en situación de crisis o emergencia alimentaria. Se identificó al departamento de Ahuachapán como una de las zonas más afectadas. Para 2023, se pronosticó la presencia de inseguridad alimentaria aguda en 18 focos de hambruna en 22 países, incluyendo El Salvador. Se sugirió que para finales de 2023, hasta 1 millón de salvadoreños podrían estar experimentando inseguridad alimentaria, especialmente en Sonsonate, Usulután y Cuscatlán.

Las acciones clave emprendidas en el marco de este proyecto incluyeron la movilización de alimentos fortificados, la capacitación de voluntarios comunitarios para monitorear y supervisar la situación nutricional, así como la instalación de Nutripuntos para evaluar el estado nutricional de la niñez en las comunidades beneficiadas. Esta colaboración entre FUSAL y 3M El Salvador busca abordar de manera efectiva el desafío de la inseguridad alimentaria en el país y brindar apoyo a las comunidades más vulnerables.