20240710_minsal_dengue_728x90
20240701_vacunacion_728x90
20240701_crecerjuntos_720x90
20240426_bcr_censo_728x90
20240502_censo_jorge_728x90
domfuturo_netview-728x90
20240604_dom_728x90
20231223_factura_electronica_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20230816_dgs_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CONNA SUPERIOR
previous arrow
next arrow

Ministerio de Salud fumiga más de 125,000 hogares para prevenir el dengue

El titular del Ministerio de Salud, Francisco Alabi, ha confirmado que El Salvador es uno de los países con menor incidencia de dengue en la región de las Américas. Esto se debe a las continuas actividades antivectoriales que se llevan a cabo durante todo el año, las cuales se han intensificado recientemente debido a las intensas lluvias que afectaron al país, con el fin de prevenir enfermedades transmitidas por mosquitos.

El lunes pasado se inició una estrategia masiva de fumigación, y hasta la fecha, más de 125,000 hogares han sido fumigados. El plan tiene como objetivo llegar a 1,300,000 viviendas, según Alabi, quien destacó este esfuerzo en una entrevista el jueves.

Los profesionales de salud han identificado que las variantes del virus del dengue proliferan más durante la temporada de lluvias y debido al calentamiento global, creando un ambiente propicio para la propagación del mosquito. “El mosquito no nace con dengue, pero se contagia al picar a una persona infectada, iniciando así la cadena de transmisión. Por eso, la fumigación y la eliminación de criaderos son fundamentales”, explicó Alabi.

El ministro también detalló los principales síntomas del dengue: fiebre de dos a siete días, dolor de cabeza, dolor retroocular y sangrado repentino de la nariz. Ante cualquier síntoma, es crucial acudir a un centro de salud para recibir el tratamiento adecuado.

El Ministerio de Salud, mediante la búsqueda activa de personas con fiebre y pruebas PCR, confirma o descarta casos de dengue, zika o chikungunya. Equipos de salud se han movilizado por todo el país para fumigar, distribuir abate y eliminar criaderos de mosquitos.

“Todos debemos sumarnos a estas acciones antivectoriales contra el dengue. Debemos estar activos y desechar todos los sitios y objetos que puedan ser criaderos”, añadió Alabi.

Los esfuerzos del Gobierno para combatir las enfermedades transmitidas por mosquitos han dado resultados significativos, posicionando a El Salvador como uno de los países con menor incidencia de dengue en toda la región de las Américas, según confirmó el ministro.