20240710_minsal_dengue_728x90
20240701_vacunacion_728x90
20240701_crecerjuntos_720x90
20240426_bcr_censo_728x90
20240502_censo_jorge_728x90
domfuturo_netview-728x90
20240604_dom_728x90
20231223_factura_electronica_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20230816_dgs_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CONNA SUPERIOR
previous arrow
next arrow

Tribunal en San Miguel impone penas de hasta 102 años a pandilleros por homicidios y violencia

El Tribunal Segundo contra el Crimen Organizado de San Miguel ha emitido condenas ejemplares para 30 pandilleros de la clica Cabañas Locos Salvatruchos de la MS-13, por una serie de crímenes violentos cometidos entre 2009 y 2018 en los municipios de El Tránsito, San Rafael Oriente y Jucuarán. La Fiscalía General de la República confirmó que estos pandilleros recibieron penas que van desde los 25 hasta los 102 años de cárcel por homicidios agravados, conspiración para cometer homicidios y pertenencia a agrupaciones ilícitas.

Entre los condenados se encuentra José Noel García Garay, alias “Oscuro”, quien enfrentará una pena de 102 años por su participación en tres homicidios agravados, además de casos de proposición y conspiración para cometer homicidio, y por pertenecer a una organización criminal. José Diómedes Rivera, conocido como “Monster”, recibió una sentencia de 90 años por tres homicidios agravados y pertenencia a agrupaciones ilícitas.

Uno de los crímenes más impactantes fue el homicidio agravado de un agente de la Policía Nacional Civil, cuyo cuerpo fue encontrado enterrado en el cantón Llano El Coyol, de El Tránsito, San Miguel, en abril de 2017. Por este acto, varios pandilleros recibieron penas de 35 años de prisión.

Las condenas también incluyen a José William Ruiz Villalta, alias “Esquiador”, y Pedro Antonio Cruz Rodríguez, alias “Desobediente”, sentenciados a 53 y 55 años de cárcel respectivamente, por su participación en dos homicidios agravados y pertenencia a agrupaciones ilícitas.

La justicia ha actuado con contundencia para llevar a estos pandilleros ante la ley y enviar un mensaje claro de que la violencia y el crimen no serán tolerados en la sociedad.