20240604_dom_728x90
20240506_crecerjuntos_720x90
20231223_factura_electronica_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20230816_dgs_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CONNA SUPERIOR
previous arrow
next arrow

Entrega de la segunda fase del proyecto de potabilización de agua en Casa Blanca, Lago de Coatepeque

Foto: Diario El Salvador

En una iniciativa liderada por la Autoridad Salvadoreña del Agua (ASA), la segunda fase del proyecto de potabilización de agua ha sido completada y entregada a las comunidades del caserío Casa Blanca, ubicado en las orillas del Lago de Coatepeque, Santa Ana. Esta etapa incluye la implementación de un sistema de ósmosis inversa que refuerza el proceso de purificación, remineralización y desinfección con luz ultravioleta.

El proyecto tiene como objetivo primordial proveer agua segura a más de 500 residentes que previamente utilizaban agua del lago sin someterla a ningún tipo de tratamiento, exponiéndose así a enfermedades gastrointestinales.

Jorge Castaneda, presidente de la ASA, destacó el compromiso con la calidad del agua al decir: “Utilizamos la más moderna tecnología para traer agua de calidad a las comunidades, con este sistema de ultrafiltración y ósmosis inversa se obtiene agua de excelente calidad, como la embotellada, y es totalmente gratis para ustedes.”

En una primera etapa del proyecto, se instaló la White Box, un sistema de ultrafiltración que utiliza agua directamente del lago. Este sistema, a través de filtros especializados, depura el agua antes de someterla a procesos adicionales de purificación.

Ana Alvarado, una beneficiaria del proyecto, expresó su gratitud hacia la ASA y el Gobierno del presidente Nayib Bukele por brindar agua de calidad a las comunidades del Lago de Coatepeque. Alvarado compartió su experiencia previa de consumir agua del lago, lo cual resultaba en problemas de salud, y agradeció la llegada de esta nueva fuente de agua: “Les damos gracias porque por mucho tiempo tomamos agua del lago y nos enfermábamos del estómago, luego como podíamos comprábamos bolsones de agua o garrafones, cuando podíamos o sino tomábamos del lago siempre, pero ahora que ya tenemos esta agua les damos gracias porque sí está buenísima.”