20240604_dom_728x90
20240506_crecerjuntos_720x90
20231223_factura_electronica_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20230816_dgs_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CONNA SUPERIOR
previous arrow
next arrow

Agua potable para 10 comunidades en Coatepeque, un avance significativo para el bienestar de las familias

Foto: Diario El Salvador

En un avance significativo para la salud y bienestar de las comunidades cercanas al lago de Coatepeque, la Autoridad Salvadoreña del Agua (ASA) ha implementado un sistema pionero de ósmosis inversa. Esta iniciativa ha permitido, por primera vez, que las 10 comunidades de la región cuenten con acceso a agua potable de calidad.

Ubicado en el caserío Casa Blanca, el sistema de ósmosis inversa se complementa con la tecnología “white box” de ultrafiltración. Este enfoque innovador asegura la purificación del agua extraída del lago de Coatepeque, eliminando sólidos disueltos, agentes contaminantes y desinfectando el líquido mediante luz ultravioleta antes de llegar a los hogares de la comunidad.

La implementación de este proyecto fue liderada por la ASA en colaboración con las Adescos y las 17 juntas de agua locales, respaldadas por socios estratégicos como la Fundación Coatepeque y unidades ambientales de las alcaldías de El Congo, Izalco y Santa Ana. Más de 500 personas ahora disfrutan directamente de agua potable, marcando un cambio significativo en sus vidas.

Jorge Castaneda, presidente de la ASA, resaltó que este proyecto representa una respuesta efectiva a las necesidades de la comunidad. Rigurosos análisis y pruebas se llevaron a cabo para garantizar que el agua cumpliera con los estándares sanitarios, y la implementación de la luz ultravioleta como método de desinfección es una innovación destacada a nivel global.

Johanna Hernández, una de las beneficiarias, compartió la transformación que han experimentado al pasar de consumir agua directamente del lago a disfrutar de acceso a agua potable. Se ha notado una mejora significativa en la salud, especialmente en niños, gracias a la reducción de enfermedades gastrointestinales.

El proyecto tiene como objetivo ampliar el acceso al agua potable para más de 7,300 personas en la zona y contempla una tercera etapa centrada en el tratamiento de aguas residuales, la instalación de biodigestores y “biotoilets”. La comunidad expresó su agradecimiento por estas intervenciones que mejoran la calidad de vida y la salud de las familias.